Entrevista a Emilio Tallafet: “La vida es otra cosa”

DSCF9396-2

Por Nia Cavalie

De todo. Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Sevilla, grado superior en Diseño Grafico por ESDi de Barcelona, post grado en Comunicación y Experimentación Audiovisual y hasta docente en la Universidad Ramón Llull de Barcelona; Emilio Tallafet lo dejó todo por alcanzar sus sueños. “Después de un año viviendo en Lima me cansé del mundo de la publicidad y me marche a una cabaña a Zorritos en Tumbes donde he estado un año descansando entre continuos viajes por el Peru”.

blanco1. ¿Cómo iniciaste tu trabajo fotográfico? Sino me equivoco eres diseñador y director de arte de profesión.

Realmente hace poco tiempo. Aproximadamente en 2009 trabajaba para un estudio de diseño donde hacíamos varias revistas de todo tipo y continuamente teníamos problemas con la calidad fotográfica del material que recibíamos para publicar. Me gustaba la cámara, pero no me había atrevido a realizar ningún tipo de formación o curso. Tenía una amigo director de arte, Pedro J. Saavedra, quien había tenido una gran progresión en la industria de la foto, me animó a convertirme en uno. Finalmente, hice un curso de un año en el Fotomata, una de las mejores escuelas de Sevilla. Allí tuve la suerte de recibir clases de profesores como Martin Rueda, Jose Antonio Flores, además de asistir a seminarios de otros fotógrafos reconocidos como lo es Anders Petersen. En definitivo, todo empezó para cubrir una parte de mi trabajo en la edición de revistas y acabó como una de mis pasiones.

2. Cuéntanos que te trajo a Perú y que oportunidades laborales te ha permitido el vivir aquí.

Vine a Perú como director de arte para una agencia española que se instaló en Lima. Antes había trabajado en estudios de diseño, mas nunca directamente en una agencia. Me sirvió de mucho porque me permitió descubrir de lo que no quería hacer en la vida. Todo sabemos lo falso que es el mundo de las agencias de publicidad, incluso hay series de televisión que lo han plasmado bastante bien y es que es un reflejo de la sociedad actual. Para ese entonces, cuando dejé la agencia con el fin de instalarme dentro de un una cabaña en la playa, una amiga me formula la interrogante del por qué los diseñadores y directores de arte acababan viviendo en sitios totalmente aislados. Realmente creo que es algo natural ya que hay que intentar el desintoxicar al cuerpo de tanta basura que llega a ver uno, inmerso en el mundo de estas agencias. Algo parecido pasa en la fotografía de moda, por eso creo que lo mejor es seguir aislado y con clientes que tu mismo seleccionas mientras esperas que la fotografía te de un buen regalo.

3. ¿Qué es lo que buscas rescatar y trasmitir en tu labor fotográfica?

Aunque mi trabajo es variado, sí me siento más identificado y cómodo con el retrato. No me importa que sea en un estudio, en una montaña a cuatro mil metros o en una parrillada con los amigos. Me sigue llamando mucho la atención conocer a gente y creo que merecen ser recordados a través de esto. Sobre el resto de mi trabajo sólo busco documentar lugares y situaciones, sin ninguna intención adicional por ahora, quizás algún día si consigo vivir de esto tendré que inventarme un motivo sobre lo que quiero transmitir y esta entrevista quedará en la hemeroteca para dejarme por mentiroso (risas).

4. Observé algunas imagines en las que utilizas frases un tanto juguetonas.

El principal medio para mostrar mis fotos es mi Facebook porque quizá a la hora de disparar piense más en mis amigos que en alguien que me compre una foto. Estos textos normalmente son frases hechas de la zona Sur de España donde nací y que solo buscan la sonrisa en mis amigos, con los que no tengo la suerte de charlar con ellos por la distancias; sin embargo, con dichas líneas conseguimos estar como en una tarde de cervezas.

5. ¿Qué cámara y lentes usas para tus fotos de retrato y las de viaje?

Tengo lo básico, una Canon 450 D con un 50 mm fijo para retratos y después una FujiFilm x100 compacta  con lente fija que equivale a un 35 mm. Prefiero lentes fijas y cámara compactas para los viajes. Echo de menos mi Lumix Gf2 que era la que mejor me ha funcionado hasta ahora, hice mal en venderla.

6. Para terminar, ¿Algún trabajo en el que actualmente enfoques tu tiempo?

En realidad estoy intentando eliminar la palabra trabajo de mi vocabulario, pero es difícil al menos que me toque la lotería. Tengo pensado una ruta por los lugares menos conocidos del Perú y quizá busque financiación, pero como te digo mi trabajo en estos momentos es intentar buscar el modo de no trabajar más, al menos con el significado actual de la palabra misma.

Conoce más sobre Emilio Tallafet Fotos y Emilio Tallafet Web.

Anuncios